EL LIBRO DE LOS MUERTOS TIBETANO

EL LIBRO DE LOS MUERTOS TIBETANO (Libro en papel)

Q. 210
IVA incluido
Entrega 3-6 semanas. Precio puede variar
Editorial:
SIRUELA
Año de edición:
Materia
Espiritualidad
ISBN:
978-84-7844-327-7
Páginas:
124
Encuadernación:
Rústica
Colección:
El Árbol del Paraíso
Q. 210
IVA incluido
Entrega 3-6 semanas. Precio puede variar

Quizás la mejor presentación a este libro sea el prefacio que el mismo Dalai Lama escribió para esta traducción: El Bardo Thodol, conocido en Occidente como El Libro Tibetano de los Muertos, es uno de los libros más importantes producidos por nuestra civilización. Nosotros, los tibetanos, gozamos de la reputación de ser muy espirituales, aunque solemos consideramos a nosotros mismos como bastante prácticos y realistas. Por ello consideramos nuestro sistemático estudio y análisis del proceso de la muerte humana como una cauta y práctica preparación para lo inevitable. Después de todo, no hay uno solo de nosotros que no vaya a morir, más tarde o más temprano. Así que el cómo prepararse para la muerte, el cómo pasar a través del proceso con el menor trauma posible, y lo que viene después d e la muerte, son cuestiones de vital importancia para cada uno de nosotros. Sería poco práctico no estudiar estos temas con el sumo cuidado y no desarrollar métodos para tratar con la muerte y el morir de una manera hábil, compasiva y humana. El Libro de la Liberación Mediante la Comprensión en el Estado Intermedio ha sido muy popular en el Tíbet a lo largo de muchos siglos. Es un manual de útiles instrucciones .para las personas que se enfrentan a la muerte, así como para sus familiares y amigos. Guarda relación con una extensa literatura en tibetano que investiga seriamente el fenómeno del morir. La verdad es que la realidad de la muerte siempre ha sido un gran acicate para la acción inteligente y virtuosa en todas las sociedades budistas. Su contemplación no se considera algo mórbido, sino liberadora del miedo, e incluso beneficiosa para la salud de los vivos.

Me complace que mi viejo amigo, el profesor Robert Thurman, haya llevado a cabo una nueva traducción de esta importante obra. Estoy seguro de que a través del texto consigue una única combinación de seria erudición y dedicación personal dirigida a la obtención de una traducción fiel, expresiva y lúcida de cara a los lectores occidentales. Espero que encuentren este libro tan esencialmente útil e iluminador como lo ha sido para nosotros los tibetanos a lo largo de los siglos.